Exigen reforma a ley que limita acceso a fotocopias para estudiar

octubre 27, 2009 en Costa Rica, Diputado José Merino del Río, Frente Amplio, Movimiento Social por admin

ESTUDIANTES, TRABAJADORES Y MICROEMPRESARIOS

Más de 10 mil firmas de apoyo a proyecto presentado por el Frente Amplio

El día de hoy cientos de estudiantes de las universidades públicas, trabajadores y microempresarios de los servicios de fotocopiado de San José, Heredia, Cartago y Alajuela se movilizaron a la Asamblea Legislativa para exigir la aprobación de un proyecto de ley que garantice la protección del derecho de acceso a las fotocopias para fines educativos.

Estas personas integradas alrededor del movimiento “Fotocopiando para estudiar” presentaron a la Asamblea Legislativa más de diez mil firmas de apoyo al proyecto de ley Nº 17.342 presentado por el Diputado José Merino del Río del Frente Amplio que busca reformar las leyes de propiedad intelectual aprobadas como parte de la agenda de implementación del TLC.

El objetivo de este proyecto es garantizar el acceso a obras literarias con fines educativos, así como defender el derecho de las y los estudiantes a fotocopiar los libros necesarios para estudiar.

La reforma es urgente porque este derecho se encuentra gravemente amenazado por las leyes aprobadas, que no solo van más allá de lo exigido por el TLC, sino que otorgan poderes desmedidos a las transnacionales que monopolizan el negocio de la comercialización de libros, música y otros productos culturales para perseguir a las microempresas de fotocopiado que prestan sus servicios a los centros de enseñanza. De hecho, ya se están promoviendo las primeras amenazas de demandas millonarias contra estas empresas.

“Se trata de leyes injustas, con penas de cárcel abusivas y desproporcionadas, incompatibles para un país en vías de desarrollo. Leyes que ponen en jaque el derecho humano de acceso a la educación y la cultura. Por eso su reforma es una necesidad impostergable” manifestó el diputado Merino.

El proyecto de ley elimina penas de cárcel y establece excepciones que protegen a los estudiantes y a los centros de fotocopiado que saquen copias con fines educativos. Además protege a quienes representen obras de teatro, toquen música o bajen información por internet también para fines educativos de la enseñanza. Estas reformas son posibles porque las leyes aprobadas excedieron las obligaciones del TLC y el acceso a la educación y la cultura es un derecho humano de rango constitucional, que debe tener prioridad sobre los intereses comerciales.

Para el legislador del Frente Amplio “hoy los estudiantes con su ejemplo nos han recordado que el pueblo de Costa Rica tiene el derecho inalienable a decir NO a leyes abusivas que están privatizando bienes colectivos que son patrimonio de la humanidad y poniendo en jaque el derecho a la educación.”

PRONUNCIAMIENTO DEL MOVIMIENTO FOTOCOPIANDO PARA ESTUDIAR

San José, martes 27 de octubre del 2009

Comunidad Internacional
Comunidad Nacional
Señores (as) Diputados (as)
Asamblea Legislativa
Costa Rica

Estimados (as) señores (as):

Sírvase este medio, para comunicar la posición oficial del Movimiento Fotocopiando para Estudiar, organización integrada por estudiantes universitarios de la UNA – Poder Estudiantil Popular (primera organización en pronunciarse públicamente sobre el tema de las fotocopias) – , la UCR, estudiantes de secundaria, empresarios de fotocopiado de Heredia y de San Pedro y sectores afines, en torno al contenido de ciertos artículos de la Ley 8039 – Ley de Procedimientos de Observancia sobre Derechos de Propiedad Intelectual – , los cuales desde nuestra perspectiva ponen en riesgo la estabilidad de las empresas dedicadas al fotocopiado, y por consiguiente, también amenazan la sostenibilidad de la educación en el corto, mediano y largo plazo.

El discurso de los numerales 54 y 58 (prohibición de reproducir y modificar obras no autorizadas) representan una clara señal de represión hacia todas aquellas actividades de fijado o reproducción de obras no autorizadas, en donde se involucren relaciones comerciales destinadas al lucro, tal y como, se ilustra en el diario vivir del conjunto de pequeñas y medianas empresas dedicadas al fotocopiado, en condición de negocios privados. Ante esta situación, las excepciones incorporadas a ambos artículos resultan insuficientes para salvaguardar los servicios que las fotocopiadoras prestan a los centros educativos, por cuanto la protección apenas cubre fines académicos e ilustrativos de enseñanza, los cuales corresponden meramente al usuario, dejando excluidos a los proveedores de dicho servicio, quienes son empresarios que en última instancia procuran el lucro y el beneficio para sostener su actividad comercial y generar el sustento de las familias dependientes del negocio.

Para nadie es un secreto que la inmensa mayoría del estudiantado costarricense y la población educada del tercer mundo en general, dependen de las fotocopias en aras de desarrollarse dentro de los procesos educativos, ya que en el país el libro se ha convertido en un artículo de oferta escasa, cuyo precio lo hace cada vez menos accesibles para la mayor parte de las familias del país. Si la Cámara Costarricense del Libro acusa a las fotocopiadoras y a los estudiantes de delincuentes y violadores de derechos de autor, dentro del Movimiento Fotocopiando para Estudiar reivindicamos el papel afirmativo de ambos sectores en el desarrollo académico de nuestra nación, cuestionando el carácter oligopólico y usurero que ha asumido el mercado del libro en manos de los principales grupos editoriales y los representantes de las casas extranjeras en Costa Rica.

De este modo, no se justifican las amenazas que la Cámara Costarricense del Libro ha proferido en contra de los sectores vinculados con el fotocopiado, al mismo tiempo que le solicitamos a los máximos poderes de la República que detengan la cacería de brujas que los empresarios del libro han anunciado contra las fotocopiadoras, reformando la Ley 8039 y estableciendo protecciones explícitas que salvaguarden a los servicios de fotocopiado que atienden las necesidades educativas en el país.

Cabe destacar, que los artículos 51 y 52 (prohibición a la difusión y puesta en conocimiento público de obras no autorizadas) debe ser modificados, por medio de la incorporación de una salvaguardia que proteja las difusiones, las adaptaciones y la puesta en conocimiento público de obras, cuando estas no se realicen con fines de lucro, lo cual protegería a los estudiantes de teatro, música, a las actividades de esparcimiento comunal, entre otros, con respecto a las severas medidas que traen consigo ambos numerales de la legislación.

Además, la reforma debe centrarse también hacia la eliminación de todas las penas carcelarias presentes en los artículos comentados de la ley, por cuanto fotocopiar no es un delito ni tampoco el acceso universal a la cultura representan prácticas delictivas. La finalidad del Movimiento Fotocopiando para Estudiar consiste en velar por los derechos inalienables del trabajo, la educación, la cultura, entre otros, lo cual no significa que en algún momento se promueva la piratería o el menoscabo en contra de los autores de libros, debido a que las leyes desproporcionadas de Propiedad Intelectual suelen beneficiar fundamentalmente a los grupos comerciales intermediarios, quienes en el fondo usufructúan de la obra de los escritores, músicos, entre otros artistas.

Por lo tanto, desde el Movimiento Fotocopiando para Estudiar se emprendido una campaña informativa y de recolección de firmas a nivel nacional, que constituye un proceso continuado y de extensión hacia los distintos rincones de Costa Rica. En ese sentido, la entrega de este cúmulo de firmas sugiere apenas un primer paso, es decir, no será la última visita del movimiento a las máximas instancias de poder institucional, en aras de comunicarle a la población costarricense que el derecho a educarse por medio de fotocopias no será socavado por la abusiva Ley 8039, ni tampoco serán delincuentes los estudiantes, ni los académicos, ni los copistas, ni ningún otro ciudadano que sueñe con promover el desarrollo de Costa Rica, a partir del acceso y la sostenibilidad de la educación.

En suma, desde el Movimiento Fotocopiando Para Estudiar solicitamos el cumplimiento de los siguientes puntos:

1. El elevamiento del Proyecto 17342 (Reforma a la Ley 8039 – Procedimientos de Observancia sobre Derechos de Propiedad Intelectual-) al Primer lugar de la agenda de la Comisión de Asuntos Jurídicos, pues actualmente se encuentra en el 131.

2. El anexo inmediato de todas las hojas de firmas entregadas por el Movimiento Fotocopiando Para Estudiar dentro del Proyecto 17342 (Reforma a la Ley 8039 – Procedimientos de Observancia sobre Derechos de Propiedad Intelectual-), con el fin de que sean tomadas en cuenta a la hora de la discusión y definición interna sobre este proyecto.

3. La reforma de la Ley 8039, con base en las sugerencias presentadas en dentro del Proyecto 17342, en un plazo corto y cumplido, que no supere el final del 2009.
Atentamente,

“Por trabajo, estudio y acceso a la cultura”
Movimiento Fotocopiando para Estudiar

Para contactar:

Josué Aguirre T.
Presidente del Movimiento Fotocopiando para Estudiar