¿Acortar las elecciones? Más preocupaciones que respuestas…

Esta semana conocimos una iniciativa impulsada por el Secretario General y diputado liberacionista, Gustavo Viales, y el jefe de fracción del oficialismo, Enrique Sánchez, que, buscaría acortar el periodo electoral, para librar a la asamblea de cualquier “contaminación electoral” en las reformas que el país deberá cumplir para el crédito con el Fondo Monetario Internacional (FMI), aplazando cualquier actividad electoral durante el primer semestre del año 2021 , para “que los partidos se concentren y aboquen en eso”, agregan también que se busca  “abaratar las elecciones” en tiempos de crisis.

Viendo las declaraciones a la prensa, “el lineazo” lo dio el ex ministro de la presidencia, Rodrigo Arias desde hace 3 semanas, aunque Viales le dice a “La Nación” que fue hasta el viernes pasado que lo conversaron junto a toda la fracción. Se desconoce si los respectivos Comités Ejecutivos, la Comisión Política del PAC y el Comité Político del PLN, ayudaron en la construcción, están al tanto o tan siquiera apoyan la iniciativa, o sí con el apoyo de Rodrigo Arias bastará para los dos partidos. Según declaraciones de Viales al “Diario Extra”, espera “presentarla a más tardar el próximo jueves”.

Para abonar a la incertidumbre, no se ha querido mostrar el texto, mas, sí creo necesario advertir sobre algunos de los temas que los legisladores y el ex ministro han problematizado a la prensa; pero además proponer salidas que los partidos políticos y el TSE debemos idear para el hacerle frente al proceso electoral en medio de la actual crisis sanitaria, económica y social:

  •  Ninguna negociación económica o política, nacional e internacional, debería limitar o mermar el debate nacional público, sobre temas trascendentales, no es de recibo que se suponga que una discusión se va “a contaminar” porque se abra a la ciudadanía el proceso electoral, esta lamentable apreciación coincide en espíritu con el talante del artículo de la editora de opinión del Grupo Nación, Guiselly Mora, titulado: “Una olla de grillos no puede gobernar”, donde prácticamente afirma que la discusión política para salir de la crisis sólo le correspondía al Poder Ejecutivo, Legislativo y al sector empresarial (porque dan empleo). Peligroso que coincidan tantas voces en querer limitar el dialogo y el debate democrático, en tiempos donde ha crecido las actitudes autoritarias y ha disminuido el apoyo a la democracia, según la última encuesta del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP).
  • Sin duda los partidos políticos nos enfrentamos a un reto inédito de cara a estas elecciones, tanto por el tema sanitario del distanciamiento físico, como por el detrimento de las condiciones socioeconómica de la mayoría de la población, por lo tanto, es necesaria la voluntad política y administrativa, pero, también la creatividad, en el mejor sentido de la palabra. Me parece que la Circular DGRE-003-2020, emitida por el TSE, es insuficiente para esto, ya que deja abierta la posibilidad de hacer asambleas virtuales, tras una larga lista de condiciones tecnológicas, no posibles en las plataformas virtuales más comunes, dejando a los partidos con la única posibilidad de resolverlo por medio de proveedores que den las garantías solicitadas, sin mencionar lo excluyente que es el método sugerido para poblaciones con dificultares de acceso o de alfabetización tecnológica. Ante esta problemática me parece que es fundamental un rol más protagónico y resolutivo de parte del TSE, siendo este quién debería habilitar una plataforma con todas las garantías y asesoramiento para los partidos políticos, y, en caso de que el Ministerio de Salud permita las asambleas presenciales, solicite y garantice espacios públicos amplios y equipados en las comunidades de manera gratuita para los partidos políticos (gimnasios, salones, auditorios, comedores, etc), ya que evidentemente no se podrán realizar asambleas en casas, corredores o locales  como estamos acostumbrados a hacerlos los partidos populares. 
  • Finalmente, y no menos importante, ya que existe tanta preocupación por parte de los legisladores por reducir la deuda política, les invito a apoyar junto a sus fracciones el expediente 20812, presentada por el diputado José María Villalta, que busca reducir en un poco más del 40% el monto que deberá destinar el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) a los partidos políticos para las campañas electorales de 2022 (nacionales) y 2024 (municipales), para disminuir el monto como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB), que actualmente es del 0,19% y el buscaría reducirse al 0,11% para ambos periodos.

Esperamos leer pronto este proyecto de ley, que sin duda es un capítulo más del terrible matrimonio entre PLN y el PAC…

  • Antonio Ortega Gutierrez. Secretario General de Frente Amplio.

Deja un comentario