Diputado Ronal Vargas: “Declaración de Londres es una herramienta sionista”

Para el diputado Ronal Vargas Araya, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa, la iniciativa de la “Declaración de Londres” no es instrumento apropiado para la paz y la reconciliación entre los pueblos.

“Apoyé una moción para recibir en audiencia en la Comisión de Derechos Humanos al parlamentario laborista inglés John Mann, promotor de la Coalición Inter Planetaria para combatir el antisemitismo, pues considero que escuchar a las poblaciones que se sienten vulneradas en sus derechos es parte fundamental de nuestra tarea legislativa”, expresó el legislador frenteamplista.

Para Vargas “El antisemitismo, al igual que otros descalificativos de nacionalidades, culturas y religiones, es una formas de discriminación odiosa que deberíamos desaparecer para siempre de nuestro lenguaje”. Sin embargo, el legislador fue claro en señalar que apelar al combate contra el antisemitismo no puede convertirse en el escudo para ocultar las barbaries del Estado de Israel contra el pueblo palestino. A propósito, Vargas recordó las palabras del periodista y novelista israelí Sami Michael, insigne luchador por los derechos humanos, quien afirmó en 2012 que “Israel es el estado más racista del mundo industrializado”.

“Después de leer muchas veces la llamada “Declaración de Londres” inspirada en una moderna cruzada europea de Combate al antisemitismo, perdonen pero no he logrado descubrir en ella un instrumento apropiado para la paz y la reconciliación entre los pueblos, sino todo lo contrario: una herramienta sionista que bajo sospecha de un complot mundial antisemitista, pide utilizar todos los medios políticos, legales y represivos posibles contra cualquier individuo, agrupación o colectivo social que se atreva tan siquiera a mencionar de forma indebida al Estado de Israel. Estaríamos firmando un cheque en blanco a la promoción internacional del odio sionista”, dijo el legislador.

“La causa de una paz duradera entre israelíes y palestinos, que es el deseo más profundo de quienes todavía creemos y esperamos el milagro de la convivencia pacífica entre los hijos de Dios que habitan esos territorios, será totalmente imposible si suscribimos la “Declaración de Londres”, que no incluye la otra cara de la moneda, el combate también contra el anti-islamismo o la islamofobia, que también afecta a millones de seres humanos”, añadió.

El legislador frenteamplista llamó la atención sobre el riesgo de firmar la Declaración de Londres en términos de la libertad de expresión, en tanto cualquier mención crítica al Estado de Israel puede asimilarse a “terrorismo antisemita”, y por lo tanto, digno de persecución. “Los llamamientos al odio y a la discriminación de cualquier grupo humano no pueden ser tolerados por ningún pueblo respetuoso de los derechos humanos; pero no se vale señalar y rechazar el antisemitismo cuando en defensa de Israel se violentan los derechos de otros pueblos”, señaló.

En este sentido, Ronal Vargas, destacó que causan daño quienes fomentan el odio antisemita pero también las múltiples declaraciones a favor de Israel que promueven el odio hacia los árabes, los palestinos y el islamismo en general. “De no incluir en la balanza el peso debido contra ambas posiciones nefastas, que fomentan el odio y desprecio contra grupos humanos por su lengua, nacionalidad, religión o posición territorial en el Medio Oriente, no seríamos personas justas ni virtuosas, la paz sería una bandera imposible de ondear y la supuesta indignación contra el antisemitismo jamás nos llevaría a la paz”, declaró.

San José, 18 de agosto de 2014.

Deja una respuesta