Diputado Villalta: “El PAC debe liderar el Directorio de oposición”

– Afirma que este Directorio es necesario para fortalecer la democracia costarricense
– Frente Amplio propone acuerdo sobre 12 compromisos

“Para el Frente Amplio la conformación de un Directorio de oposición en la Asamblea Legislativa, el próximo de 1 de mayo, tiene sentido sólo si sirve para rescatar, aunque sea mínimamente, la independencia del Parlamento, hoy secuestrada por poderes fácticos antidemocráticos, y reestablecer cierto equilibrio de poderes en Costa Rica, que le den algún grado de autonomía a la Asamblea Legislativa, tanto en el uso más honesto de sus enormes recursos, como en la conformación de las agendas y en el respeto a las minorías.”

Así lo declaró el diputado del Frente Amplio, José María Villalta, quien agregó que, por ser la segunda fuerza electoral, el PAC debería presidir ese Directorio.

“Vemos con preocupación cómo, en los últimos años, se ha venido produciendo una grave concentración de poder político y económico en un pequeño grupo vinculado al partido de Gobierno. Uno de los efectos más preocupantes de este proceso ha sido el debilitamiento de la función de contrapeso y control político del Poder Legislativo, que ha venido perdiendo autonomía hasta convertirse generalmente en un simple apéndice y correa de transmisión de una camarilla de políticos-empresarios que día a día acumula más poder. Los ejemplos más recientes son los reiterados bloqueos y chantajes de la fracción oficialista para impedir que el parlamento investigue los actos de corrupción que se le imputan a los gobiernos liberacionistas, o las reiteradas resistencias a abrirle a nuestro pueblo las puertas de lo que ellos mismos denominan oficialmente “casa de la democracia””, agregó Villalta.

Agregó que, “en la mayoría de los partidos de la llamada oposición, que lamentablemente en algunos casos sólo han sido maquillajes de las mismas políticas con siglas diferentes, parece haber una toma de conciencia mínima sobre lo pernicioso que este debilitamiento del equilibrio de poderes puede resultar para nuestra democracia. Dicha preocupación también estuvo presente en el electorado que con su voto apostó por la repartición del poder en la Asamblea Legislativa.”

El diputado Villalta recordó que, el fin de semana recién pasado, su partido realizó su Primer Congreso Nacional en el cual también se analizó la presente coyuntura legislativa y se acordaron los lineamientos que guiarían el actuar de su fracción.

“En el Frente Amplio no nos interesa un Directorio de oposición para obtener beneficios o prebendas, ni tampoco con el único objetivo de sacar al PLN del mismo o de obstaculizar la acción del gobierno con fines electoreros. En realidad, como lo ha reconocido el propio Exministro de la Presidencia, Marco Vargas, ha sido la misma fracción del PLN la que, con sus broncas internas y sus constantes presiones y condicionamientos clientelares, se ha convertido en el principal factor del inmovilismo parlamentario.”

Nos interesa la conformación de un directorio de oposición en tanto sirva para revitalizar nuestra democracia y ayude a frenar el abuso de poder imperante. Ese directorio debe constituirse mediante un acuerdo negociado de forma clara y transparente, de cara al país, sin pactos secretos, con base en una serie principios básicos y no a través de la repartición de gollerías espurias como ha sido la costumbre en el pasado. El directorio legislativo debe estar al servicio de la democracia, del reconocimiento de la pluralidad y del respeto a los derechos de los diputados y diputadas, sin ninguna excepción, y no al servicio de las prebendas y de las corruptelas, que tanto daño hacen al prestigio de la Asamblea Legislativa y debilitan el servicio que debe prestarle al país”, expresó.

12 compromisos

A continuación, hizo un recuento de los compromisos que, para el Frente Amplio, debe contener un acuerdo democrático para integrar un Directorio de oposición:

Ø Fortalecer la función de control político del Parlamento. Competencia esencial de todo Parlamento democrático, muy venida a menos en los últimos años. Urge fortalecer el trabajo de las comisiones investigadoras con todas sus competencias, reformando el Reglamento Legislativo para garantizar que sus informes sean efectivamente discutidos y votados en un plazo razonable y sus recomendaciones cumplidas. Las interpelaciones a los ministros de Gobierno deben permitir un verdadero debate político y no ser actos decorativos o de propaganda como hasta ahora. Impulsar una reforma para que los votos de censura tengan efecto vinculante. Ampliar y ordenar el espacio para control político en el Plenario, con acceso equitativo para todas las fracciones.

Ø Fortalecer la participación de la ciudadanía y la vinculación de la Asamblea con el pueblo. Compromiso de no restringir el acceso de la población a las barras de la Asamblea y al parlamento en general, y potenciar todos aquellos mecanismos que favorezcan el control ciudadano de las decisiones legislativas. Fortalecer la Oficina de Iniciativa Popular. Fortalecer la divulgación del quehacer parlamentario, incluyendo la transmisión de las sesiones parlamentarias por medios de comunicación accesibles a toda la población. Promover actos periódicos de rendición de cuentas. Impulsar sesiones del Parlamento en comunidades alejadas de San José. Considerar la creación de comisiones mixtas para discutir proyectos de ley de gran interés nacional.

Ø Garantizar un manejo transparente y equilibrado de la agenda parlamentaria. La agenda del Plenario legislativo y de las comisiones debe conformarse mediante consulta y negociación transparente. Deben incluirse iniciativas de todas las fuerzas políticas representadas en el Parlamento. Asimismo, deben tomarse en cuenta las necesidades de los distintos sectores de la sociedad costarricense, especialmente de aquellos que tienen años de quedar marginados de las prioridades legislativas.

Ø Respetar procedimientos parlamentarios y derechos de minorías. Es urgente parar la arbitrariedad y la manipulación del Reglamento Legislativo, así como todas aquellas prácticas dirigidas a silenciar a la oposición parlamentaria y “aplastar” a las minorías. Frenar “interpretaciones” que buscan desaplicar el Reglamento Legislativo. Abstenerse de utilizar mecanismos que impliquen inventar procedimientos nuevos para casos concretos, mediante simples mociones de orden, como el artículo 208 bis y otros similares, salvo acuerdo de todas las fracciones parlamentarias.

Ø Manejo transparente y responsable de los recursos del Parlamento. No más clientelismo y despilfarro. Los recursos del Parlamento deben manejarse con criterios objetivos de racionalidad y eficiencia. No deben usarse para comprar votos ni obtener favores políticos. Debe frenarse cualquier uso abusivo y cualquier acto dirigido al favorecimiento personal en detrimento del interés público. Deben asignarse de forma transparente. La información sobre su uso debe estar disponible al público.

Ø Frenar la intromisión politiquera en las oficinas administrativas. El Directorio debe abstenerse de intervenir indebidamente o manipular con fines políticos el funcionamiento de las oficinas técnicas, de asesoría y gestión administrativa del Parlamento. Respetar las competencias de estas oficinas en el marco de la legalidad, generando un ambiente de respeto y estabilidad para las y los funcionarios legislativos.

Ø Respeto y trato equitativo a todas las fracciones parlamentarias en la asignación de recursos e integración de órganos legislativos. Garantizar equidad en la distribución de los recursos disponibles como plazas y oficinas, con base en criterios objetivos previamente definidos. Garantizar equidad en la integración de todos los órganos parlamentarios, aplicando criterios de proporcionalidad y representación de las minorías y respetando –siempre que sean compatibles con estos principios- las propuestas de los jefes y jefas de fracción.

Ø Equidad de género en la integración de órganos parlamentarios. Al conformar los órganos parlamentarios el Directorio deberá garantizar en todos ellos la participación de mujeres, procurando que, al menos, esta sea proporcional a la cantidad de diputadas electas.

Ø Respeto a derechos laborales de las y los funcionarios legislativos. Impulsar una política de diálogo respetuoso con quienes representan a las y los trabajadores del Parlamento. Respetar estrictamente la legislación laboral del país.

Composición equitativa

“A partir de estos compromisos básicos la fracción legislativa del Frente Amplio está dispuesta a negociar su apoyo a la conformación de un Directorio de oposición el próximo 1 de mayo”, enfatizó Villalta.

En cuanto a la composición de ese Directorio de oposición, el diputado dijo que “de acuerdo a la voluntad del pueblo expresada en las urnas, el Frente Amplio considera que deben respetarse los votos obtenidos por cada fracción en la Asamblea Legislativa. Esto, para evitar maniobras que debiliten, pongan en duda o conspiren contra la transparencia y honestidad básicas de los acuerdos que puedan alcanzarse. No pretendemos, por ejemplo, que con un solo diputado nuestro partido pretenda alcanzar la Presidencia de la Asamblea Legislativa, ni tampoco parece razonable que una alianza de algunos partidos de oposición, pudiera conspirar contra los derechos legítimos de otras fracciones parlamentarias, excluyendo, lógicamente, a la fracción oficialista, por las razones esgrimidas anteriormente.”

Agregó que, en este sentido, “el Frente Amplio considera legítimas las aspiraciones del Partido Acción Ciudadana, como partido de oposición con mayor número de diputados y diputadas, a ocupar la Presidencia de la Asamblea Legislativa, si llegara a concretarse este acuerdo. Apoyaríamos así, desde el Frente Amplio, a una diputada o a un diputado del PAC para la Presidencia de la Asamblea Legislativa, y con el mismo criterio apoyaríamos la integración de los otros puestos del directorio legislativo.”

“Debe quedar bien claro que el voto eventual por un directorio de oposición no condiciona en absoluto la independencia del Frente Amplio. El eventual acuerdo se refiere, como hemos señalado, a la necesidad de que el poder político no siga el grave proceso de concentración en manos de un solo partido, que atenta contra los principios democráticos y cuya deriva autoritaria amenaza a nuestra democracia”, agregó.

Además, enfatizó que “el posible y necesario acuerdo para rescatar la independencia del parlamento y de sus reglas de funcionamiento democrático, no constituye ninguna negociación en torno a proyectos que se discuten en el parlamento. En este terreno, el único criterio que guiará siempre al Frente Amplio será el del interés nacional en sentido patriótico, y el de la defensa a ultranza de los derechos de las clases trabajadoras y de nuestro pueblo, naturaleza incluida.”

“Somos conscientes de que en la llamada oposición existen diferencias insalvables sobre determinados proyectos de ley, reflejo de divergencias políticas e ideológicas bien conocidas sobre visiones de país, de Estado y de sociedad, que no desaparecerán con la integración de un directorio de oposición”, expresó.

Pero dijo confiar en que “esta posición honesta y generosa del Frente Amplio, con la que no buscamos ningún beneficio particular, sino la defensa de los intereses superiores de la democracia , contribuya a forjar un acuerdo constructivo entre las diversas fracciones legislativas que desean poner fin al continuismo del PLN, para abrirle camino a la alternancia democrática que la Asamblea Legislativa necesita en esta difícil y peligrosa coyuntura que atraviesa el país.”

1 comentario
  1. En realidad yo no entiendo en donde radica el objetivo desgastarse por tener el control del directorio legislativo, eso solo serviria para que el gobierno de turno y su fraccion bloquee todo lo que venga de la alianza de aposicion y por otro lado ya conocemos a los libertarios x ej maximo 2 meses y ya estaran coqueteando con el PLN .
    Considero que hay cosas mas urgentes para este pais que el manejo del directorio.

Deja una respuesta