Edificio de universidad fantasma es alquilado a colaborador del PLN

El Diputado José Merino del Río denunció en el plenario legislativo que el edificio alquilado por el ICE para la “universidad corporativa” es propiedad de la Corporación Jeromo, cuyo representante es Alvaro Jenkins Rodríguez, donante del Partido Liberación Nacional.

El grupo empresarial de la familia Jenkins ha dado fuertes contribuciones tanto para la campaña electoral de Oscar Arias como para de la Laura Chinchilla, según se desprende de los informes del Tribunal Supremo de Elecciones, sostuvo el legislador del Frente Amplio.

El ICE cancela 27 millones de colones al mes por el alquiler del edificio Ofiplaza en La Uruca, para albergar a una “universidad fantasma”, pues no existe ningún trámite ante el Consejo Superior de Educación Superior (CONESUP) para inscribirla y sólo se brindan cursos de capacitación a 50 personas por mes, lo cual podría hacerse en otras instalaciones de la institución.

Después de 13 meses de alquiler el ICE ha pagado 345 millones de colones, pero el contrato es por 3 años con un costo de $1.6 millones, equivalente a 913 millones de colones. En el edificio no existe el mobiliario ni el equipo necesario para el funcionamiento de una entidad de estudios superiores, y no se ha permitido el ingreso de periodistas.

“Es algo vergonzoso, que va contra la ética de la transparencia en el uso de los recursos públicos, que a los donantes de un partido, le alquilen un edificio”, insistió Merino del Río.

“Don Pedro Pablo Quirós debe explicar al país en qué consiste esa universidad corporativa, por qué está usando una parte tan importante del presupuesto del ICE en esos gastos y por qué el trato con un prominente donante del PLN” dijo el Diputado Merino y agregó que. “Si don Pedro Pablo no puede dar explicaciones, que renuncie o le destituyan”

No se trata de una persecución personal sino que “es un problema del comportamiento que debe tener el cargo público, sea quien sea”, terminó diciendo José Merino.

1 comentario
  1. Es difícil creer que a estas alturas el ICE esté pensando todavía en dar entrenamiento a su personal en un edificio (ladrillo y cemento, como dicen en inglés). Precisamente, la videoconferencia es la forma más eficiente de dar entrenamiento al personal de cualquier empresa que tiene oficinas en todo el país y pronto fuera de las fronteras del mismo. Ya el ICE cuenta con equipos para usar la videoconferencia a nivel de jefes de división para arriba, en Recursos Humanos y en otras dependencias. Tan es así que las audiencias que le da la ARESEP al ICE son evacuadas por los jerarcas desde sus cómodas oficinas (sin presiones y con el derecho a repetir las contestaciones si se equivocan, o si no transmiten todo lo que desean transmitir), a diferencia de las demás partes que tienen que hacer acto de presencia y sólo tienen pocos minutos para presentar su querella (se desvirtúa así el principio de que las audiencias públicas son para darle oportunidad al pueblo de expresar sus desavenencias y evitar así que el Estado discrimine y atropelle al pueblo).

    En otros países se utiliza la videoconferencia para que los doctores especialistas puedan llegar hasta los lugares más remotos. También se utiliza para que los reos nos tengan que ser llevados hasta los tribunales a declarar. Todo esto representa un ahorro considerable en gastos y viáticos. Lo mismo y quizás en mayor cuantía se puede conseguir en el campo de entrenamiento y capacitación, sobre todo si esta universidad se dedicará a entrenar solamente a técnicos.

Deja una respuesta